Es esencial quererse a uno mismo

Compartir con tus amigos

“Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida”

(Oscar Wilde)

El valor personal no depende de lo que conseguimos o lo que tengamos, depende más bien de la actitud con la que afrontamos cada paso que damos en la vida, para llegar a amarnos de forma incondicional.


Es muy complicado dar lo que no se tiene, y si una persona no se tiene amor hacia sí misma, difícilmente podrá darlo a los demás. Podrá creer que está amando a los demás, sin embargo estará cayendo continuamente en la manipulación, exigencias y chantajes emocionales.
Cuando una persona no ha aprendido a amarse incondicionalmente, busca este amor fuera, en los demás, haciendo que su valor sea dependiente de cómo le tratan o valoran los demás. De tal forma que queda totalmente expuesto a la evaluación externa. De esta forma, estamos dejando nuestra felicidad en la manos ajenas en lugar de responsabilizarnos de ella.
Este tipo de dependencia nos perjudica, hasta el punto de ir mendigando amor y cariño; llamando la atención y emitiendo conductas complacientes, para obtener las miradas, el acercamiento y el cuidado de las demás personas. Para saber si te amas es importante que te hagas la pregunta:¿Depende mi valor personal de las causas externas?
En nuestra cultura, es muy común que demos una gran importancia a lo externo, a lo que sucede a nuestro alrededor para formarnos una impresión acerca de nosotros mismos.
Incluso, el hecho de amarse a sí mismo es muchas veces considerado como un acto egoísta. Esto es una creencia totalmente equivocada, puesto que el amor hacia las demás personas comienza por el de uno mismo, formando a su vez parte del amor universal y el amor hacia la humanidad.
La forma en la que nos cuidamos tiene mucho que ver en cómo nos percibimos, y al estado de ánimo en el que nos encontramos. El no atenderse a sí mismo implica una agresión y una falta de escucha hacia las propias necesidades.
“Cuidarse es tenerse en cuenta. Escuchar las propias necesidades. Reconocer que existimos y ocupamos un lugar en el mundo, y que tenemos derecho a sentirnos bien, a procurar por nuestro bienestar en todos los ámbitos de nuestra existencia”

-Fina Sanz-

 

 


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies